Nature
html5 bootstrap template

15 de enero de 2021

Conocimiento e innovación, combinación venezolana contra la COVID-19


En su memoria y cuenta anual, presentada este martes ante la nueva Asamblea Nacional, el presidente Nicolás Maduro resaltó el extraordinario esfuerzo basado en el conocimiento y en la innovación que se ha hecho en Venezuela para combatir la pandemia de COVID-19.

«Venezuela, desde sus instancias públicas hasta sus expresiones territoriales comunitarias, se dispuso, con todas sus capacidades y su inventiva, al combate de la pandemia, priorizando la vida y la salud por encima de cualquier otro asunto», aseveró Maduro, en su alocución ante la plenaria en la sede del Parlamento.

El mandatario nacional valoró la respuesta social para crear, adherirse y cumplir las medidas; así como el accionar de la ciencia y el sistema público de salud.

En este sentido, subrayó que esta ruta del saber ha dado resultados positivos para disminuir la propagación del SARS-CoV-2 entre la población bolivariana: «Venezuela fue el primer país del mundo en llamar a la población al uso indispensable y obligatorio del tapaboca. ¡La mascarilla ha sido una de nuestras mejores armas en esta batalla incansable!».

Señaló que la fórmula venezolana de confinamiento comunitario aplicada durante la pandemia, y aún vigente, llamada 7 + 7, ha sido clave fundamental para combatir esta enfermedad contagiosa. Este método, asumido de manera consciente y voluntaria, ha alternado la cuarentena radical con posibilidades de producción en el país.

Pueblo consciente

El jefe de Estado venezolano también apreció la detección de casos de COVID-19 lograda en alianza con el poder popular, ya que, gracias a la colaboración del pueblo, se pudieron diagnosticar, casa por casa, personas infectadas con el nuevo coronavirus, lo que permitió “un proceso de despistaje, control y corte de las cadenas de contagio comunitario”.

El presidente Maduro acentuó la valiosa labor científica y social de la Comisión Presidencial para Prevención, Atención y Control de la COVID-19, cuyas políticas públicas han sido de las más acertadas en la lucha contra esta enfermedad en nuestro territorio.

Ante los modelos fallidos de países que optan por el capital, el dignatario nacional contrastó el modelo de derechos humanos que se aplica en Venezuela con el de otros países donde su población ha sido desatendida, o mal atendida, durante la pandemia del coronavirus.

«La COVID-19 puso al descubierto las mentiras de un sistema que ha hecho inviable la existencia de la vida en el planeta», aseguró Maduro.

Pensar como país

En su rendición de cuenta anual, el jefe de Estado venezolano exhortó a la consolidación de un modelo comunal, innovando fórmulas, desde nuestras capacidades, que ayuden a superar las heridas del bloqueo imperial y que afiancen el modelo comunero, bajo la teoría robinsoniana «o inventamos o erramos».

Instruyó, de forma enérgica, que la comuna, la comunidad y la familia deben ser la referencia de la vida nacional, para avanzar hacia un nuevo modelo de sociedad, altamente productivo y generador de riqueza social.

Reiteró la necesidad imperiosa de pensar como país para fortalecer la soberanía y el bienestar común, al tiempo que valoró la existencia de “una generación de líderes populares, comuneros, de líderes juveniles, líderes militares, líderes obreros, líderes policiales que encarnan las mismas batallas que hace 200 años libraron nuestros libertadores y libertadoras, y que llevan consigo la llamarada sagrada de la patria y el respeto a la historia grande de nuestro país”.

Prensa Mincyt

Enlaces de Interés